Si antes la lucha fue entre aves y cerdos, ahora las cosas dan un giro inesperado con la aparición de una tercera isla que representa una amenaza para todos.

Para salvar el mundo, los enemigos deberán convertirse en los mejores ene-amigos.