Anne Hathaway y Rebel Wilson son astutas estafadoras, la intrigante británica, interpretada por Hathaway, que vive la buena vida con joyas robadas, mientras que el personaje de Wilson pelea por pasteles y sándwiches. Ambas mujeres se unen para derribar a los hombres que las han tratado mal.