En este thriller de ciencia ficción, el neurocientífico William Foster (Keanu Reeves) está a punto de transferir con éxito la conciencia humana a una computadora cuando su familia muere trágicamente en un accidente automovilístico.
Desesperado por resucitarlos, William recluta al también científico Ed Whittle (Thomas Middleditch) para que lo ayude a clonar secretamente sus cuerpos y crear réplicas. Pero pronto se enfrenta a una «decisión de Sophie» cuando solo pueden devolver a la vida a tres de los cuatro miembros de la familia.