Suso Díaz sigue descubriéndonos paisajes sonoros que nos transportan directamente al medio oeste norteamericano. Canciones de raíz, con fuerza y con sentimiento. Su último single Broken Bones se sale de esa estética para llevarnos hacia los añorados años 80. El próximo 1 de febrero estará en la mítica sala El Sol de Madrid junto a Tangerine Flavour en el Inverfest 2023, entradas disponibles aquí. Una cita que está preparando con mucho mimo y que repasamos, junto al resto de la actualidad de la banda, en la siguiente entrevista.

  • ¿Quién es Suso Díaz?

Pues un tipo del sur que hace canciones y que intenta que sean lo más honestas posible.

  • Broken Bones supone un cambio en el estilo de tus canciones. ¿Es algo excepcional o durara en el tiempo?

Realmente Broken Bones es otra canción mía más, a la letra me remito, nació igual que todas y fueconcebida como el resto. Lo que sí que es cierto es que este disco no se puede considerar “mío al 100%”,aunque haya escrito yo todas las canciones. Los Appaloosas teníamos un disco bocetado antes de la pandemia y pretendíamos grabarlo, tras pasar esta, me vi con un puñado de canciones que tenían una temática muy similar entre ellas, muy introspectivas y reflexivas así que decidimos grabarlas.

Cómo la pandemia la pasé solo estaba muy contaminado de tocar una y otra vez dichos temas, tenía los textos y las melodías y riffs muy definidos pero no pasaba de ahí, al no llevarlas al local no habíanada escrito en cuanto a arreglos o producción por lo que pensé que era la oportunidad perfecta para que Jaime Hortelano se encargara de producir este nuevo álbum, idea que me apetecía desde hace muchotiempo y que no se por qué, pero me daba la sensación que le debía ese voto de confianza tan grande.

Así se puede considerar que el disco lo firmamos al 50% Jaime y yo y que hay temas donde elsonido es más en la línea de lo que veníamos haciendo y otros, como Broken Bones donde Jaime ha tenido más rienda suelta a la hora de arriesgar con arreglos y efectos y… ya habéis visto el resultado.

Respecto a que si durará en el tiempo o no… no es algo que me plantee, nosotros hacemos canciones y no nos gusta ponernos límites a la hora de darles forma, no es que el estilo de la banda este cambiando, sino que nunca ha dejado de cambiar y este es solo un nuevo paisaje detrás de una nueva curva… veremos por donde nos llevan las siguientes.

  • Hablamos de ese cambio ya que en tus anteriores canciones se nota un aire más intimista yque tiende más a la música norteamericana. ¿Quiénes son tus referentes a la hora de crear las letras de tus canciones?

Si hablamos de las letras el único referente real soy yo… me explico, no sé escribir de otra manera y si me lo planteo seguro que sale mal, de ahí que tenga periodos muy prolíficos y sequías de ideas entremedio. Es cierto que suelo tener unos textos muy cinematográficos, cada vez más y me gusta (para el que quiera verlo claro que lea la letra de Nobody Calls, cada estrofa está concebida como una escena) donde es cierto que se puede intuir cierto poso a Springsteen, Petty, Dylan, Tom Waitts (salvando las ENORMES diferencias claro está) o autores que a su vez han bebido de ellos como Brian Fallon o Ryan Bingham, pero es que he crecido leyendo sus textos desde incluso antes de plantearme escribir canciones por lo que es algo inevitable y que tampoco me preocupo en esconder pero creo que poco a poco he creado mi propia manera de contar las cosas.

  • Hemos visto que te defiendes en formato banda, acústico, en trio o en dueto. ¿En qué versión te sientes más cómodo?

Con la banda sin dudarlo ni un momento, soy un músico de garito y necesito ruido siempre a mi alrededor, disfruto de los acústicos cada vez más pero reconozco que me ha costado. Por eso rara vez me veréis solo, aunque lo he hecho alguna vez, la música es para compartirla y tengo la suerte de tocar con personas a las que quiero y nos une una relación que va más allá de lo artístico o profesional, con lo cual no le veo sentido al ir solo.

  • Durante el verano estuviste en festivales con solera como Blues Cazorla o Pueblos Blancos,¿Cómo fueron aquellos momentos?

Una auténtica fiesta, el caso de Cazorla fue un festival muy especial, llevo yendo como público desde que era un chaval con mi familia, marcaba el inicio de las vacaciones de hecho, con lo que verme encima del escenario del auditorio ha sido un sueño hecho realidad.

En cuanto a Pueblos Blancos es tocar en familia, toda la relación que tienen los Appaloosas con Texas y el haber girado por allí se lo debemos a ese festival, nos volcamos con ellos y ellos se vuelcan con los nosotros. Es uno de los encuentros culturales más interesantes de nuestro país y los músicos aprovechan la ocasión para girar por España. Los Appaloosas junto con otras bandas del de aquí, hacemos de escuderos de los músicos americanos que vienen, tal y como ellos lo hicieron con nosotros cuando cruzamos el charco, es uno de los Festivales más bonitos a los que he asistido y le deseo larga vida.

  • Esto nos lleva al 1 de febrero en la sala El Sol. ¿Cómo preparas un show para un momento tan importante?

Siendo honestos con mucho nervio y responsabilidad. Tocamos con Tangerine Flavour que se ha convertido en la banda gemela a los Appaloosas… Parecemoslos Platero y Tú y los Extremoduro del folk cañí, estamos todo el día juntos por lo que es una tranquilidad saber que ejercen de padrinos en la capital donde somos unos recién llegados.

Pero al mismo tiempo, presentamos un disco nuevo, con un sonido distinto y ahora toca trabajar para hacer un show coherente y cohesionado junto con los temas anteriores. Además ha habido cambios en la banda, César Arenas ha salido al irse a vivir al extranjero y ha entrado Elena Poza con lo que el sonido también ha cambiado. Lejos de amedrentarnos nos llena de ilusión que la gente de Madrid vea de primera mano la evolución que hemos tenido, ya que llevamos tiempo sin pisar la capital toda la banda.

Además nos apadrina el Inverfest y eso hace más ilusión si cabe ya que nunca imaginé presentar disco en un ciclo de conciertos tan amplio como el que engloba el festival. Es un regalo para comenzar el año e iniciar la gira que viene después.

  • El Suso Díaz del día a día, ¿difiere mucho del que nos encontramos cuando te subes a un escenario?

Sinceramente creo que no y los que me conocen pueden dar fe, en todo caso se mejora mi versión, porque no existen los demonios encima del escenario y no suelto (tantos) chistes malos, reconozco que tengo un problema con el humor absurdo y los míos lo sufren en silencio, pobres…

  • ¿Cómo piensa Suso Díaz conquistar el mundo?

Denme un puñado de valientes ordenados en un Tercio y que tiemble el enemigo.

Ahora en serio, no pretendo conquistar nada, yo solo hago música y mientras haya una sola persona que quiera oírla soy feliz. Si son 7 millones ya me elevo a las alturas, pero lo dicho, como decía Rosendo, yo solo hago Rock n Roll y no voy más lejos y en palabras de Van Morrison: Born to sing, no plan B.

  • ¿Tienes algún ritual antes de subir al escenario?

No, me gusta tomar un chupito de Bourbon o Jack Daniels pero ni de lejos lo hago siempre, me viene decuando tocaba con los RocknRolla. Para los bolos que nos hacen mucha mucha ilusión o son importantes para nosotros, los Appaloosas versionamos una chirigota del Yuyu: “Mi Appaloosa… nunca corre… como los der séptimo de caballería…“ el día de la presentación en La Sol la cantaremos antes de salir, pero si estamos en un garito no nos ponemos a hacer el carhote de Cadi antes de tocar delante de todo el mundo.

  • Y ya para terminar, ¿Qué mensaje mandarías a la gente que aún no os conoce?

Que nos de una oportunidad y venga a los conciertos, les aseguro que pasaran un buen rato.