En este nuevo EP, la agresividad es parte fundamental de un estado constante de las personas, aspecto de relevancia para los integrantes de Neverending.

Una nueva primicia en la escena del metal trae el estreno del recién lanzado EP del conjunto Neverending, titulado C.A.O.S. Y es que esta agrupación, cuyo sonido está influenciado por la escena del death metal sueco originado en Gotemburgo, está publicando un disco que contiene toda la intensidad y tecnicismo del metal, en tres concisas canciones.

C.A.O.S es un EP que toma el nombre como referencia a las palabras Consumismo, Autodestrucción, Obediencia y Sumisión, conceptos que los miembros de la agrupación identifican como aspectos intrínsecos al ser humano que habita en esta era subyugada al capitalismo.

Desde ahí, la banda oriunda de Quilicura, Santiago, y que está compuesta por Hardy Slater, guitarra-solos, Jorge Núñez, guitarra-compositor, Nick Varg, batería, Gustavo Fuentealba, bajo-coros, y Adrián G. Valenzuela, voz-letrista; imprime ritmo, rapidez y precisión como vehículos para transmitir el espíritu que enmarca C.A.O.S.

En sí, C.A.O.S comienza con Consumiendo Realidad, canción que en sus 3:51 trasmite un mensaje que busca traer conciencia hacia el uso desmedido de los recursos en un sistema que prioriza el individualismo. La segunda pista se titula Conciencia del Caos, track que trasmite la necesidad de superar la construcción social humana, como método utiliza el despertar de la consciencia para entender la realidad. Finalmente, en Prisión del Caos, la letra versa sobre las emociones negativas vinculadas al actuar humano, persistiendo un camino de dolor.

Sin duda, la desesperanza es un tópico constante en C.A.O.S, más la intensidad y agresividad de la interpretación realizada por la banda, otorga profundidad en el mensaje, en tanto va ahondando en sensaciones latentes y reales en el ser humano del siglo XXI.

Les invitamos a disfrutar de C.A.O.S, último disco de la banda nacional Neverending. Pueden disfrutarlo en las principales plataformas de streaming.