Ada Cruz fue la primera delantera destacada en La Roja Femenina, integrándose desde Everton a la escuadra nacional de Bernardo Bello en 1991. En ese año, la Selección Chilena participó por primera vez en un torneo internacional, el Campeonato Sudamericano de Brasil, donde además compitieron los anfitriones y Venezuela por un cupo al Mundial de China. 

En el primer encuentro oficial de una escuadra nacional, Cruz anotó el único tanto chileno en la caída por 6-1 ante las locales, en lo que significó también el primer gol de una Selección Femenina. Luego, Chile consiguió derrotar a la ‘Vinotinto’ por 1-0 y quedarse con el segundo lugar del torneo. La artillera, por su parte, fue premiada como la ‘mejor jugadora’ del certamen. 

La seleccionada siguió presente en La Roja hasta el 2004, participando en diversas competencias como la Jayalalitha Cup de 1994 y el Campeonato Sudamericano de 1995. Tras su retiro profesional, se dedicó a entrenar.

La delantera fue elegida como la mejor del Sudamericano de 1991, la primera competencia internacional de la escuadra chilena, y anotó el primer tanto oficial de la Selección.